Home » » Sin sol no hay huerto

Sin sol no hay huerto

Written By . on viernes, 31 de mayo de 2013 | 13:51


Podemos crear un huerto urbano prácticamente en cualquier lugar, un pequeño jardín, un patio, una terraza, un balcón o incluso una ventana nos va a permitir cultivar nuestras hortalizas. Pero hay una cuestión indispensable, que es disponer de un lugar con luz directa.

Las hortalizas al igual que el resto de las plantas necesitan la luz solar para obtener energía a través de la fotosíntesis. En principio la mejor orientación será aquella que nos permita una buena cantidad de horas de luz directa, normalmente orientación sur o sureste, aunque también habrá que tener en cuenta los obstáculos que podamos tener y que nos puedan crear sombras (edificios, etc.). En la mayoría de ocasiones no podemos elegir entre varias ubicaciones para el huerto y tenemos que adaptarnos al espacio disponible.

En cualquier caso, será importante valorar la disponibilidad de luz que tenemos en las diferentes épocas del año y valorar qué tipo de cultivo vamos a realizar. Puede ser que nuestro espacio sólo permita el cultivo en primavera-verano, época durante la cual la trayectoria del Sol es más elevada, disponiendo de luz suficiente, mientras que en invierno no reciba nada de luz. Sin embargo hay espacios que disponen de luz suficiente durante todo el año, pudiéndose cultivar en cada época los cultivos de temporada.

Por lo tanto, en función de la insolación que tengamos elegiremos las hortalizas que cultivaremos. Si tenemos muchas horas de sol en verano, recurriremos a cultivos exigentes como las berenjenas, los tomates o los pimientos, mientras que si recibimos menos horas de sol, optaremos por cultivos menos exigentes como lechugas, cebollas, rábanos, fresas.

Si vivimos en una zona templada y tenemos una buena insolación, sin edificios que nos generen sombras, podremos cultivar durante todo el año, en cada época las hortalizas de temporada y utilizando, en la medida de lo posible, las variedades locales (se adaptan mejor al clima de nuestra zona).

Si por el contrario tenemos limitaciones de sol, deberemos elegir aquellos cultivos menos exigentes en este sentido y aprovechar las épocas en las que la trayectoria del sol nos es más propicia (los rayos del sol no inciden de igual forma durante todo el año, siendo más oblicuos en  invierno y más verticales en verano).


0 comentarios:

Publicar un comentario

Like us on Facebook
Recommend us on Google Plus
Subscribe me on RSS