Home » , » Cactus: Tu planta ideal?

Cactus: Tu planta ideal?

Written By . on sábado, 1 de junio de 2013 | 0:22

Quieres una planta pero no tienes tiempo para cuidarla?? El cactus es tu mejor opción!


¿Cómo conseguir las semillas?

Son muy frecuentes los fracasos en la siembra por usar semillas que no fueron fertilizadas en su momento en el proceso natural, porque eran viejas o porque han estado mal conservadas.

Las semillas de cactus por lo general tienen una buena viabilidad durante un año, y pueden seguir germinando durante 2 ó 3 años más, pero con un porcentaje de éxito cada vez menor.

Epoca de siembra

La mejor época para sembrar típica y normal es primavera, también el verano. Por lo tanto hay que conservar las semillas hasta ese momento (en la nevera, apartado de verduras).
En otoño e invierno también se pueden hacer siembras, pero a condición de disponer de calefacción y, eventualmente, de luz artificial para cuando germinen. Un sistema de calefacción es el de los semilleros eléctricos.

La temperatura requerida para la germinación de los cactus y las otras plantas suculentas varía con las especies y oscila entre 21 y 30ª C. Temperaturas más bajas o más altas hacen que no salga nada. Por ejemplo, los grusonii necesitan mucho calor para germinar, alrededor de 30º.

Una posibilidad es sembrar escalonadamente, con una semana, diez días de diferencia, etc., en lugar de todo junto, ya que así hay mas posibilidades de que al menos una parte encuentre buenas condiciones de germinación

Sustratos

Es fundamental que sea poroso y con un buen drenaje, de lo contrario las raices se pudrirían.
-->

Piedra Pomez, Turba Negra y Arena de Río son ideales.

Proceso de siembra

1. Llena el recipiente con la mezcla hasta 1 cm del borde.

2. Para un drenaje perfecto y para que no se vuelque con el peso, pon el fondo piedritas y rellena los intersticios con arena gruesa. En lugar de piedrecitas puedes usar piedra pomez, ó grava volcánica.

3. Mete el recipiente en otro con agua para que absorba el agua por el agujero de drenaje y suba hasta la superficie por capilaridad. Una vez que llega ahí, retira el recipiente. Al drenar puede hacer que el nivel del sustrato baje; entonces echa más mezcla y repite la operación de riego por capilaridad. Ya está listo para sembrar.

4. Esparce las semillas lo mas uniformemente posible. Para semillas muy pequeñas como las de algunas clases de cactus, , etc., usa una cucharilla o un papel doblado y puestas en la doblez y dale golpecitos.

5. Cúbrelas con una fina capa de arena de 2-3 milímetros de arena o bien, con una pequeña espátula, presiona para hundirlas ligeramente en el sustrato húmedo.

-->
6. Cubre con una tapa de plástico o con un plástico transparente, como el que utilizamos para el chile poblano, el contenedor de pollo rostizado; esto ayuda a mantener la humedad del sustrato y no tener que estar regando (rociando) con tanta frecuencia. Además, permite una temperatura homogénea, cálida y evita las corrientes de aire. Al tener una cubierta (tapa) transparente controlas la germinación sin necesidad de abrir.

BUENO! manos a la obra!! Yo espero conseguir buena semillas de distintos cactus con mi proveedor, aunque también creo que voy a probar trabajar con los esquejes, próximamente subiré las foto en cuanto comience a trabajar con ellos. 

  

Riega para mantenerlo húmedo, pero sin exceso. El método en esta fase de germinación puede ser por capilaridad, o sea, poniendo las macetas en un plato o trastesito lleno de agua y esperar que la tierra vaya absorbiéndola por los agujeros de drenaje, dándose por finalizado el riego en el momento en que se observe humedad en la superficie de la tierra. Otro sistema válido es regar pausadamente la tierra con la ayuda de un atomizador.

-->

Comienza tu Colección!


0 comentarios:

Publicar un comentario

Like us on Facebook
Recommend us on Google Plus
Subscribe me on RSS